Semanas 23 a 26 – sexto mes de embarazo - tu bebé

Tu bebé - Una gran fuerza de agarre

Tu criatura mide unos 25 cm de la coronilla al trasero y ha aumentado mucho de peso en poco tiempo, al final de este mes pesará aproximadamente 1 kilo.

El cuerpo crece más rápido que la cabeza, compensando el ritmo de las últimas semanas, gracias a ello al final de este mes ya tiene aspecto de bebé recién nacido pero mucho más pequeño y frágil.

Su piel es aún rojiza y está arrugada porqué le falta peso por aumentar, por rellenar. Sin embargo ya no es tan transparente como lo era. Ya se han formado dos capas de piel. La capa exterior de su piel tiene un vello que ayuda a retener una gruesa capa de grasa que la protege.

Los huesos se endurecen, la columna vertebral se hace más fuerte para poder soportar el posterior aumento de peso. El sistema nervioso sigue madurando. Sus movimientos son cada vez más exactos. En el Foro El embarazo mes a mes podrás explicar y compartir con otras embarazadas si tu bebé se mueve mucho o si lo hace en momentos especiales, por ejemplo cuando te tumbas en la cama.

Su fuerza de agarre es tan grande que podría tirar de su propio peso.

Sus pulmones, que están llenos de líquido amniótico, aún tardarán en madurar para poder respirar de forma autónoma. Eso sí: entrena los movimientos de inspiración y espiración que le servirán a partir del parto, después de haber nacido. En sus pulmones hay cada vez más alvéolos, que se siguen multiplicando hasta la edad de ocho años.

usada_sextomes.jpg

A partir de la semana 24 podría sobrevivir en una incubadora, aunque sería probable que sufriera algún tipo de discapacidad o problemas en su desarrollo...¡cada semana en tu vientre es un gran paso para que sus órganos sigan madurando!

Tu criatura puede oír tonos que tu no percibes y reacciona a éstos con movimientos rítmicos. Puede ser que si escuchas un tipo de música específico, después del parto tu recién nacido la reconozca en cierta forma y le parezca familiar. A partir de ahora oye claramente la voz de otras personas con las que convives. La o las voces más familiares van a ser reconocidas por tu bebé posteriormente y seguramente reaccionará relajándose al oírlas.

Bebe líquido amniótico muy a menudo, y lo digiere. Los desechos de su cuerpo se transportan a la sangre de la madre a través de la placenta. Empieza a desarrollar un ritmo de dormir y estar despierta o despierto. Este ritmo no tiene porqué coincidir con el tuyo, es de ciclos distintos.

El ritmo de los latidos de su corazón se ha reducido, ahora es más calmado.

Sigue leyendo sobre tu cuerpo: Aumentas de peso semana a semana