Semanas 35 a 40 – noveno mes de embarazo - tu bebé

Tu bebé - Últimos días en tu vientre

En el útero ya falta espacio, es muy estrecho. La mayoría de bebés están con la cabeza hacia abajo, esperando las contracciones para ponerse en camino.

Los movimientos se han reducido, por la falta de espacio. Aún así, si notas una alteración del ritmo de movimientos que solía tener tu criatura debes comunicárselo a tu comadrona o médico.

La barriga cambia de forma por fuera según la posición que tome tu hija o hijo. Tu bebé duerme, sueña, se despierta, se mueve, chupa el dedo y duerme de nuevo.

Su sistema inmunológico aún no es maduro del todo. Durante el embrazo recibe anticuerpos a través de la placenta y después a través de la leche materna. A partir de la semana 38, con la cuenta atrás para el parto, la placenta empieza a envejecer, ya no le queda mucho tiempo para seguir ofreciendo su importante servicio.

usada_novenomes.jpg

Muy pocas criaturas nacen en la fecha exacta prevista o calculada (hablamos de partos no programados). Aunque la fecha del nacimiento es unos 10 días después de finalizar el noveno mes, si durante este mes tuviera lugar el parto, tu criatura podría tirar adelante sin problemas. Aún así, es a partir de la semana 38 que se considera un bebé maduro para nacer y empezar una nueva vida autónoma.

Seguramente estos días de emoción, preguntas y quizá miedos previos al gran día del parto te gustará poder comentar, contar y leer las experiencias de otras mamás: [email protected] al Foro.

La mayoría de criaturas ya han ido perdiendo el vello que les ha protegido los últimos meses. Sin embargo aún puede quedar algunas zonas del cuerpo en las que sigue presente. A veces hay que cortar las uñas a recién nacidas que incluso se han arañado sin querer en la cara.

La capa de grasa que cubre el cuerpo de tu criatura disminuye pero no llega a desaparecer del todo, ya que aún le queda por cumplir la función de ayudar a resbalar a tu bebé para superar con éxito el nacimiento.

A partir de la semana 39 la capa de grasa que cubre su cuerpo se reduce y la cantidad de líquido amniótico sigue menguando.

Al final de esta última etapa, el gran momento: ¡el nacimiento de tu hija, de tu hijo!

¡Felicidades! Pesa entre 3 y 3,5 kilos y mide entre 50 y 52 centímetros de la cabeza a los pies.

 

Sigue leyendo sobre tu cuerpo: La cuenta atrás

Volver a El embarazo mes a mes.